alcommuni

En los albores de su comercialización “EL REBOZO DE TENANCINGO LLEGÓ HASTA ESQUIPULAS, GUATEMALA, EN LAS RECUAS: ERASTO GARCES CRUZ.”

In Uncategorized on 11 noviembre, 2010 at 00:41

BOLETIN A-45.

En los albores de su comercialización

“EL REBOZO DE TENANCINGO LLEGÓ HASTA ESQUIPULAS, GUATEMALA, EN LAS RECUAS: ERASTO GARCES CRUZ.”

Tenancingo, Mex., Noviembre 10 de 2010. (ALCOMM). Con motivo de celebrar el Centenario de la Revolución Mexicana, el Centro Regional de Cultura de Tenancingo, dependiente del Instituto Mexiquense de Cultura ha organizado una serie de interesantes actividades, entre estas, conferencias, talleres y exposiciones, en las que  participa  el propio I.M.C., el Ayuntamiento de Tenancingo, ciudadanos y organizaciones interesadas en preservar la cultura y tradiciones de Tenancingo, entre estos Casa In Tlapacalli, Restaurante Las Canastas así las asociaciones civiles “Amigos del Rebozo” y “Asistencia Legal a la Comunicación Masiva (ALCOMM).”

El martes 9 del mes en curso el señor Erasto C. Garcés Cruz dictó una interesante conferencia sobre “Las Rutas de la Comercialización del Rebozo”.

Durante su exposición resaltó que en los primeros años de la colonia es cuando Tenancingo aparece como pueblo de españoles, siendo  probablemente el vasco Don Miguel López de Legaspi el primer encomendero que tuvo este pueblo -después de haber sido Secretario del Cabildo y Alcalde de la Ciudad de México-, y quien por encargo del Rey Felipe II de España organizó una expedición a las islas del poniente, y que dicha expedición fue preparada por casi cinco años en el pueblo de Tenancingo, habiendo salido López de Legaspi el 21 de noviembre de 1564 desde Barra de Navidad, lo que llevó a colonizar las llamadas Islas Filipinas, en honor del Rey Español ya citado, y prácticamente, instaurar los viajes de la célebre Nao de China, lo que corrobora que Tenancingo es un pueblo que vive del y para el comercio.

Más adelante el ponente hizo un homenaje al Señor Pascual Garcés, su padre, quien durante muchos años se dedicó a la arriería, comerciando variados productos desde Tecomatlán hasta Tonatico y hacia la estación del tren de Atlatlahuca.

Señalando que las líneas comerciales de Tenancingo se apoyaron, sin duda alguna, en las vías del tren, en las tiendas de raya, en las diversas ferias, como la de Tepalcingo, Morelos, así como en las grandes tiendas, recordando la ubicada en Tonatico propiedad de Don David Colín, reflexionó acerca del origen del rebozo, planteando que el rebozo como tal no existía en el México prehispánico, sino que este es un hibrido del mantón de manila y el maxtla, o sabanita de tapar que por ejemplo, se sigue usando por los indígenas en la Sierra de Puebla, confirmó que el rebozo es mestizo, y que la única diferencia que existe entre el rebozo local y el de Santa María del Rio, S.L.P. es la apabullante publicidad que le hizo el huapango de Pepe Domínguez “Aires del Mayab”.

Posteriormente comentó que hasta que la independencia se consumó –el 27 de septiembre de 1821- todos los oficios, incluido el de tejedor, estaban reservados a los españoles, pero que el ingenio de los criollos permitió que idearan el telar de otate o de cintura empleando solo seis tiras de madera, precisando que el día 22 de junio de 1823, Don Carlos María de Bustamante se quejaba a través del Diario Liberal de la crisis por la que atravesaba la industria  rebocera, de cerca de 500 telares que había, funcionaban si acaso 50 ya que muchos estaban cerrando, principalmente los de Toluca, Temascaltepec, Tenancingo y Sultepec.

Señaló que el comerciante o intermediario en la venta del rebozo es un personaje satanizado, con o sin razón, pero su función es importante, ya que este si está dedicado de tiempo completo a la comercialización de esta artesanía, tal como lo hizo el pochteca, y se tiene conocimiento cierto de que el rebozo de Tenancingo llegó hasta la provincia de Esquipulas, Guatemala, en las recuas que iban con motivo de la fiesta al Cristo Negro de Esquipulas, celebrada hasta nuestros días el día 13 de enero de cada año.

Garcés Cruz, comerciante e hijo de comerciantes desde siempre afirmó que en el siglo pasado el rebozo tuvo su auge, esplendor y declinación de 1900 a 1930, citando nombres de los principales reboceros habidos en Tenancingo, entre otros el de Crispiniano y Faustino López, José Gutiérrez, Hermilo López y Don Modesto Velásquez.

Al analizar la situación actual señaló que actualmente tanto la iniciativa privada como el Gobierno hacen su parte en la comercialización tanto en Estados Unidos, Canadá, España, Alemania e inclusive, informó, que el próximo año en Londres, Inglaterra se llevará a cabo una magna exposición textil en la que estará presente nuestro rebozo.

Recordó que en su larga trayectoria como La Embajadora de la Canción Mexicana, María de Lourdes portó y lució el prestigiado rebozo de Tenancingo, “y lo afirmo porque me consta, ya que aquí los compraba, y en cierta ocasión, el Ayuntamiento le obsequió cinco rebozos, con la única condición de que en sus presentaciones presumiera que su rebozo era de Tenancingo, y así lo hizo…” ya que sin duda “Tenancingo es un paraíso florido que se envuelve en rebozos de bolita” concluyó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: