alcommuni

VINO, REBOZO Y POEMA, TRES PASIONES ENTRETEJIDAS. El Grupo Sociocultural G-14, A.C. en pos de artesanías y sentimientos. Liliana A. Uribe y Fernando Garduño Garcés, exponentes de cultura mexiquense.

In Uncategorized on 13 octubre, 2012 at 20:32

BOLETIN A-44/12

 VINO, REBOZO Y POEMA, TRES PASIONES ENTRETEJIDAS.

  • El Grupo Sociocultural G-14, A.C. en pos de artesanías y sentimientos.
  • Liliana A. Uribe y Fernando Garduño Garcés, exponentes de cultura mexiquense.

Tenancingo, Méx., a Octubre 12, de 2012. (ALCOMM). Degustar un buen vino, abrevar en el mundo de la poesía, en Tenancingo, paraíso florido que se envuelve en rebozo de bolita, fueron las tres consignas alcanzadas a plenitud en el evento titulado “VINO, REBOZO, POEMA” que el Grupo Socio Cultural G-14 tuvo a bien organizar en el espléndido marco del Restaurante “Las Canastas” de esta ciudad, y que tuvo verificativo la tarde-noche del pasado viernes 12 de octubre, con un éxito rotundo ante una muy nutrida concurrencia que vio satisfechas sus expectativas en un encuentro artístico y cultural que no tiene precedente en este rincón, auténtico vergel que se constituye en la puerta de entrada a la magia natural del sur mexiquense.

Siendo el platillo fuerte la presencia de la escritora originaria de Sultepec, Liliana A. Uribe, se brindó el espacio para que la propia autora presentara su poemario “Drosera”, un compendio de piezas líricas de corte erótico que sorprendió gratamente al selecto cónclave. La poetisa hizo saber que este trabajo es de producción totalmente independiente para garantizar así el ejercicio de su libertad creadora, rompiendo moldes y estereotipos comerciales predominantes. Además, refirió que el título de este libro hace alusión a una planta carnívora denominada precisamente Drosera, que encanta, atrapa y devora a sus curiosos admiradores. Y ese efecto se logró entre el público partícipe de esta presentación literaria al sumarse  espontáneamente a la lectura pública de casi el total de los poemas contenidos en este naciente texto.

En un segundo momento, se propició un coloquio sobre la temática del Rebozo de Tenancingo en el que con mucha propiedad y riqueza de vivencias, la escritora Liliana A. Uribe, el señor Erasto Garcés, el artesano rebocero invitado Luis Rodríguez Martínez y un buen número de damas asistentes al evento, nos dejaron conocer la intimidad que un rebozo ha encerrado a lo largo del tiempo desde la niñez hasta la misma muerte, e incluso el impacto que nuestro estandarte textil centenario provoca tanto en tierra propia como en el extranjero, donde es bien apreciado y valorado, reconociendo desde luego que esta prenda emblemática de Tenancingo atraviesa por momentos críticos, lo mismo en su producción como en su comercialización, en virtud de los embates que la globalización y las oleadas contemporáneas de la moda le propinan.

En el último momento de esta tertulia, tuvo participación el reconocido sommeliere Fernando Garduño Garcés, quien abrió su intervención en torno al producto vitivinícola con la exhibición del video-poema “El Vino” del cantautor argentino Alberto Cortés, que sensibilizó al auditorio para después participar de una dinámica degustación de una copa de vino tinto, de origen argentino también, a todos convidado. El experto remarcó de manera práctica los tres tiempos que este ejercicio debe comprender: impactar a la vista con el cuerpo y el color de la bebida, encantar al olfato con su aroma perfumada y, finalmente, llevarlo a todos los rincones del paladar, iniciando por la punta de la lengua, para experimentar el gusto y el placer de recibirlo en todo el cuerpo. Garduño Garcés cerró su intervención haciendo referencia a la sabiduría del genio literario alemán Johan Wolfgang von Goethe, quien con certeza indiscutible afirma que “Una mujer y un vaso de vino curan todo mal, y el que no bebe y no besa está peor que muerto”.

En un ambiente muy grato y para cerrar este evento, la escritora Liliana A. Uribe, haciendo gala de una sencillez y una calidad humana impresionantes, procedió a plasmar dedicatorias muy sentidas y apreciadas por todas aquellas y aquellos que así lo solicitaban para sus ejemplares del poemario “Drosera”, sin faltar la fotografía del recuerdo con tan distinguida visitante. Al mismo tiempo, el vino tinto argentino y los deliciosos bocadillos cortesía del Restaurante “Las Canastas” siguieron corriendo con generosidad entre los comentarios del público que en todo momento hizo evidente el buen sabor de boca y de espíritu que este evento les generó.

Así, el vino, el rebozo y el poema demostraron ser tres pasiones que perfectamente se entretejen para hacer aflorar lo mejor y lo más preciado del ser humano, porque, haciendo eco de Alberto Cortés: “Sí, Señor, el vino puede sacar cosas que el hombre se calla…”, y el rebozo y el poema no se quedan a la zaga de ese milagro. (AVaraB.)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: