alcommuni

COMUNICACIÓN SALUDABLE. ¿PORQUÉ LOS TIEMPOS HAN CAMBIADO? Por L.C. NALLELY REA CASTAÑEDA.

In Uncategorized on 10 noviembre, 2012 at 11:29

¿PORQUÉ LOS TIEMPOS HAN CAMBIADO?

En la actualidad nos pasamos hablando o quejando de cómo han cambiado los tiempos, se hacen comparaciones con las décadas pasadas, lo que vivieron nuestros abuelos o padres con lo que se vive hoy en día.

No paramos de quejarnos de la delincuencia, narcotráfico, drogadicción, alcoholismo, violencia y corrupción, entre muchas otras cosas que se dice: “no se veían antes” o no eran tan explícitas como lo son ahora.

Lo significativo de esto, es que siempre lo hablamos, pero no llegamos a una solución o no hacemos algo por cambiar las cosas mínimo en nuestro hogar.

Los tiempos de nuestros abuelos o padres fueron otros, las mujeres se dedicaban al hogar y cuidar a los hijos, el hombre salía a trabajar para cumplir con el gasto y mantener a la familia. La educación institucional no era la misma que ahora, el estudio era el básico, pues no existían las computadoras o tantos aparatos que la ciencia y la tecnología nos han facilitado la vida e incluso la competencia profesional no era tan discutida como lo es en estos días.

Ahora la mujer y el hombre trabajan tiempo completo, no tiene tiempo para darle la educación primordial a sus hijos, paga para que los cuiden y no supervisan sus actividades tanto en televisión abierta como el acceso a internet. Los niños del siglo XXI ya no juegan a “las correteadas”, juegan con videojuegos donde aprenden a pelear y a asimilar la violencia a su grado máximo.

Antes no todas las familias tenían acceso a la televisión, ahora hasta las familias de escasos recursos cuentan mínimo con un aparato televisivo.

En la actualidad la televisión ya no tiene mensajes subliminales, pues ya no es necesario esconder nada, los comerciales publicitarios son explícitos conduciendo al consumidor al alcohol, tabaquismo y sexo; existe gran diversidad de canales televisivos que contienen escenas de drogadicción, tabaquismo, sexo y violencia, entre otros.

El internet, es un arma de doble filo; pues en la red podemos encontrar todo tipo de información que queramos, desde páginas que se pueden explotar al máximo con su buen uso, hasta páginas de prostitución, trata de personas y en general, apología del delito y de los vicios.

Los padres de las décadas pasadas eran muy reservados en los temas como lo es la sexualidad, pues existía más pudor; hoy en día este tema es básico de hablarlo con confianza y apertura ante los hijos desde una edad temprana, para resolver las dudas y no existan embarazos no deseados, casamientos forzados, abortos o enfermedades de transmisión sexual.

Las mentiras y chantajes en los niños del siglo XXI, las dominan perfectamente, pues los valores que debiesen ser reforzados en el hogar no son mencionados o llevados a la práctica por la falta de tiempo y el exceso de trabajo; pues lo importante para los padres de hoy es darle a sus hijos lo mejor en cuestiones materiales y lo que se pueda en cuestiones de valores.

Los hijos en las décadas pasadas tenían un horario establecido para su entrada en casa y era casi como un “toque de queda”, en donde las mujeres siempre se vieron afectadas porque son las que permanecían en el hogar; hoy, esto es historia, pues hombres y mujeres pasean en la calle a altas horas de la noche y pueden darse casos que llega primero el hijo varón que la mujer.

Estas historias probablemente muchos de nosotros ya nos las sabemos de memoria, pero si tomamos un poco de conciencia y reflexionamos, los culpables de que los tiempos estén cambiando somos nosotros mismos.

Los valores, la comunicación, el amor, el compañerismo, el cariño, la confianza, entre muchos otros aspectos importantes, que nos hace falta rescatar y llevar a la practica día con día en nuestros hogares, puede ser la pauta que determine el alejarse del camino hacia el alcohol, drogas o cualquier vicio a nuestros hijos, que finalmente son los que conducen a las conductas antisociales y demás.

Hoy en día es difícil dejar de trabajar para atender a los hijos de tiempo completo, pero podemos hacer lo posible para que el tiempo que nos resta del día lo compartamos con ellos y que sea de calidad, lo suficiente para comunicarnos, y resolver cualquier duda o problema como familia.

Tratemos de hacer el cambio, mínimo en nuestro hogar.

Espero la columna de esta semana sea de tu interés, en lo personal, pienso que es tiempo de rescatar muchos valores que no podemos dejar perdidos.

Recuerda que sigo atendiendo tus inquietudes en el correo electrónico: nallecomunicacions@hotmail.com ¡Luchemos por una vida mejor, para nuestros hijos y para nosotros mismos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: