alcommuni

COMUNICACIÓN SALUDABLE. MUJERES Y EMBARAZO: CUESTIONES DIVINAS. Por L.C. NALLELY REA CASTAÑEDA.

In Uncategorized on 6 abril, 2013 at 07:53

LOGO COMUNICACION SALUDABLE. NALLELY

MUJERES Y EMBARAZO: CUESTIONES DIVINAS.

Toda la sociedad a su debido tiempo conocemos la forma en que el ser humano se reproduce y como es que un nuevo ser va creciendo dentro del vientre de su madre.

Considero que es totalmente impresionante, definitivamente perfecta y divina la forma en cómo un nuevo ser primeramente es sólo un conjunto de células, va tomando forma de un feto y finalmente la de un bebé listo para nacer y mostrarse al mundo entero.

Ese disfrutar el crecimiento del vientre durante nueve meses, saber que vas a ser madre y que tendrás una fuerte responsabilidad, pero que sin duda la afrontarás con todo tu amor y cariño, el sentir amor por alguien a quien no conoces aún pero que sabes que es tu mayor anhelo y que además de todo sueñas con tenerlo entre tus brazos y pensar en quien se va a parecer, no se compara con nada.

En muchas ocasiones el ver crecer tu vientre no es suficiente para creerte que vas a ser madre, pero cuando sientes esos movimientos dentro de ti, te hace recordar que tu bebé está por llegar pronto y aunque seas una mamá primeriza siempre trataras de dar lo mejor de ti para que tu hijo este bien.

Conocer paso a paso como es que tu bebé va creciendo y que es lo que se le está desarrollando, saber que sus ojos, manos, pies, oídos, y sus órganos ya están dentro de su cuerpecito y sólo falta que se fortalezcan con el tiempo, es darse cuenta que la creación humana es un asunto divino, pues la perfección que hay dentro de ti es impresionante.

Además de que las mujeres tenemos esa dicha de ser madres, es de la misma forma impresionante, darte cuenta como tu cuerpo va preparándose para la maternidad con el paso de los nueve meses, es decir, me atrevo a comentar que es doblemente divino, porque tus huesos y piel se preparan para esos movimientos y estirones; tus glándulas mamarias van madurando y preparándose para alimentar a ese nuevo ser que aún tienes en tus entrañas.

Así mismo, conocemos por los estudios de los especialistas que un bebé dentro del vientre de su madre, también tiene su preparación para el momento del parto, hoy en día los nacimientos por cesárea son muy comunes, pero en realidad la mejor forma de recibir a un nuevo ser en este mundo es por la forma natural, ya que el bebé realiza su primer esfuerzo por la vida y desde ese mismo momento comienza su recorrido psicológico por la misma.

Ser madre es tener una gran dicha, vivir el procedimiento de gestación son momentos inolvidables, probablemente haya sufrimiento y malestares, pero definitivamente eso se deja a un lado con tan solo escuchar su corazoncito latir y sus pataditas sentir, anunciando su sana estabilidad e incluso su amor por ti, que eres quien le das todo de tu cuerpo para que crezca completito y con mucha salud.

Es cierto que no hay manual perfecto donde te explique paso a paso como ayudarte a ser una buena madre, pues los embarazos en cada persona son diferentes y las circunstancias de nacimiento  o las mismas familias no son iguales; lo cierto es que también impresiona la forma innata de ir adquiriendo esa forma educar a tus hijos, de ser una buena madre y la forma de conocerlos sabiendo todo de ellos cuando ellos aún no hablan.

No sé porque la mujer es la encargada de hacer crecer en su vientre a un nuevo ser, y en ocasiones nos quejamos de los hombres que no sufren para nada, pero debemos compartir esos momentos inolvidables que solo nosotras sentimos y vivimos a diferencia de los hombres, porque la forma tan divina de ver crecer a tu bebé dentro de ti, sólo tú como mujer la puedes expresar e incluso en ocasiones sin palabras te puede dejar.

Padres siempre serán dos, pero desafortunadamente para el papá, todas las sensaciones que una madre disfruta en su embarazo son muy diferentes a las que ellos sienten, pues aunque pueden tocar tu pancita y hablarte y sentir a su hijo, no es lo mismo que sentirlo las 24 horas del día y sentir poco a poco como crece y como se mueve e intuir poco a poco que aspectos le gustan como los sabores o música.

Una vez que nace el nuevo integrante de la familia, los dos, tanto padre como madre, lo pueden disfrutar al cien por ciento, pero sin duda, la mamá ya lo comenzó a disfrutar desde 9 meses atrás y esa conexión entre madre e hijo siempre será un gran vinculo.

Ahora sé que ser madre no significa perder tu figura o tener marcas en tu piel, en realidad ser madre sobre pasa todo tipo de experiencia, la figura o las marcas en la piel son parte de ese gran milagro que es la de dar vida a un nuevo ser y esa experiencia vivirá por siempre y un cuerpo escultural con el tiempo se acaba.

Ser madre, es sin duda una gran bendición.

Mi correo electrónico es: nallecomunicacions@hotmail.com, no olvides escribirme. ¡Hasta la próxima!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: