alcommuni

COMUNICACIÓN SALUDABLE. Por NALLELY REA CASTAÑEDA. MIRA DETENIDAMENTE A TU ALREDEDOR Y VALORARÁS.

In Uncategorized on 4 febrero, 2015 at 19:04

LOGO COMUNICACION SALUDABLE. NALLELYMIRA DETENIDAMENTE A TU ALREDEDOR Y VALORARAS.

Hace algunos días salí a caminar por las calles de mi pueblo, y vaya que recorrí todo el centro por ver que trajeron a vender de nuevo los comerciantes a la Feria Tradicional de Tonatico, lo raro es que de ir con la intensión de comprar algo, regresé con las manos vacías, pero con la cabeza llena de pensamientos, sentimientos encontrados, reflexiones y hasta cargos de conciencia. Déjenme les platico porque.

Salí de una tiendita común de la esquina y justo ahí me percaté de que 3 niños buscaban algún dulce que les costará un peso, pues cada quien llevaba sólo un peso y se les notaba que con mucho gusto iban a comprar un dulce aunque fuera uno pequeño, pero como es bien raro que hoy en día existan dulces de tal precio les angustiaba ver que todo era un poco más caro, sin embargo la niña mayor se dio cuenta que había un paquete de 6 dulces que costaba 3 pesos y les pidió a sus hermanos compartir su dinero y les tocaría de dos dulces a cada quien, por lo tanto los niños todos contentos hicieron su compra y salieron corriendo con sus papás; afuera los esperaban sus padres que eran indígenas comerciantes, les dio a cada niño su tubo de pulseras y tenían que salir a vender para ganarse otro dulce.

Camine un poco entre las calles y me encontré a un señor que llevaba a un niño en silla de ruedas pues se veía que el niño tenía alguna discapacidad, pero mucha fe y alegría, llevaba un cuadro de la Virgen de Tonatico y en la otra mano un chiflador de barro que con mucho gusto jugaba y chiflaba.

Más adelante, me pareció ver al doble de Emiliano Zapata, y me causó gran emoción porque nunca había visto a un señor del tiempo de la revolución, y digo de esa época porque claramente se veía que ya era de edad y vestía como si fuera tal época, con bigote y patilla, sombrero, sus pantalones y camisa de manta y botas, faltándole solamente la carrillera y el rifle, pero eso sí, en un costal llevaba sus cazuelas, jarros y se veía hasta un pequeño brasero; y aún con su edad avanzada todo lo cargaba encima de su hombro.

Seguí mi camino y algo malo pasaba, tenían una mujer en medio de una bolita de gente, era una familia, y lo que pasó fue que la mujer le saco la cartera y el celular de la bolsa de una señora de esa familia, pero como se dio cuenta la misma familia acorralaron a la señora y aunque ella negaba haber robado al final le sacaron tanto la cartera como el celular y hasta la comandancia fue a dar.

En seguida, vi correr para allá y para acá a unos niños y eran unos niños indígenas que venían con toda su familia de Michoacán a vender jarros de barro y cerámica y demás juegos artesanales para niños, estaban justo afuera de la casa de mi mamá, por lo cual me acerque y converse un poco con ellos, ya era tarde y apenas iban a comer y su menú constaba de tacos de frijoles de tres tortillas con chiles de vinagre, la señora traía a una bebé de cuatro meses y todas las noches dormían en la banqueta de la calle, pues el frío de la madrugada se soporta por la necesidad y con el afán de vender su mercancía.

Paré mi caminata hasta la casa de mi mamá, ya no quise seguir, pues con lo que les platico en los párrafos anteriores tuve para crear un poco de conciencia y reflexionar que hay muchas veces que no valoramos lo que tenemos, hay veces que les compramos a nuestros hijos dulces que ni siquiera se comen o nosotros mismos gastamos en cosas que no son indispensables y ni siquiera nos damos cuenta que es un mal hábito porque no nos hace falta nada y no nos duele despilfarrar porque tenemos lo que a otros les hace mucha falta y desafortunadamente lo que a ellos les causa gran emoción y alegría a nosotros no nos causa gran cosa.

Por otro lado di gracias a Dios porque tengo salud, tengo mis manos, mis pies, al igual que mi hijo, pensé en que muchas veces la vida se nos complica y no encontramos salida y no pensamos en que hay personas que están mucho peor y que salen adelante y que además ven la vida con mucha más felicidad y la disfrutan más que los que carecemos menos económicamente.

También pensé en que la gente mayor nos sigue dando el ejemplo en todos los aspectos, cuantas veces no hacemos las cosas sin ganas y nos quejamos de todo, cuando la gente joven más le encontramos trabas a cualquier situación por pequeña que sea, la gente de la tercera edad nos demuestra que las cosas siempre se pueden teniendo actitud y ganas de salir adelante.

Aunado a la situación de la mujer que robo el celular y la cartera, te das cuenta que las generaciones de ahora buscan la vida fácil, ya no quieren sufrir para ganarse honestamente la vida, y son situaciones que cada vez se ven más frecuentemente, hechos lamentables y vergonzosos.

Y por último esa familia que viene de lejos a vender su mercancía, gente que sufre de hambre, vestido, frío, de todo un poco, y muchos no valoramos ni la comida que a diario nos llevamos a la boca, no pensamos en lo que se tuvo que trabajar para poder comerla, ropa y zapatos que compramos y que ni siquiera la usamos porque no nos gustó, esto miles de cosas más que no valoramos y que simplemente ni siquiera nos pasa por la cabeza porque no sufrimos lo suficiente para obtenerlo y gracias a Dios tenemos casa y un trabajo estable que nos ofrece una mejor calidad de vida.

Debemos de valorar más lo que tenemos y que con gran esfuerzo lo obtenemos, debemos de valorar nuestro trabajo y ser más cuidadosos con lo que compramos y desechamos, debemos pensar en que hay mucha gente que carece lo que nosotros estamos tirando a la basura y porque no, si a nosotros nos sobra, sería bueno ayudar y darle la mano a quien se lo merezca y lo necesite.

Particularmente no me gustaría ver a mi hijo sufrir lo que vi con estos niños, pero si voy a tratar de hacer lo posible por enseñarle a valorar lo que tiene y lo que se le da con tanto esfuerzo y en cuanto sea considerable enseñarle a trabajar para que se dé cuenta que hasta un dulce cuesta y todo lo que se desea se logra con dedicación, trabajo y esfuerzo.

Tú decides que hacer con los tuyos.

Saludos, ¡Hasta la próxima!

Envíame tus comentarios y sugerencias al correo electrónico: nallecomunicacions@hotmail.com, las atenderé con mucho gusto.

  1. Felicitaciones a la Lic. Nallely, por qué más que una nota o columna, es un gran REFLEXIÓN, gracias por escribir para nosotros, ya que con esto nos hace pensar que podemos hacer pautas en nuestra propia vida, que no sólo existe rutina, sino hay que hacer espacio en nuestra vida diaria para recapacitar lo que hacemos, en que invertimos tiempo y a quién se lo dedicamos, es muy satisfactorio saber que no solo es dinero, que hay cosas más importantes en que pensar y hacer, insto que sigas publicando ya que alimentas nuestra alma y nuestra fe en dejar huella. MUCHAS FELICIDADES, Dios siga guiándote para llegar a muchos corazones con ganas de abrirse.

    • Karla: primero que nada muchas gracias por serguir mis columnas, personas como tú son las que me inspiran a seguir escribiendo y así compartirles un poquito de mi. Y ojalá así sea, que muchas personas se sumen a mis escritos y reflexionemos para ser mejores seres humanos. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: