alcommuni

CONSULENDI. Por SERGIO G. VARELA MAYA. “GOBERNANZA EDUCATIVA, SUS ACTORES Y PUNICIÓN.”

In Uncategorized on 26 julio, 2016 at 10:54

logotip alcommsc

GOBERNANZA EDUCATIVA, SUS ACTORES Y PUNICIÓN. El pasado miércoles 20 de julio del corriente año –apenas iniciando el periodo de receso educativo- el Secretario de Educación del gobierno federal, Aurelio Nuño Mayer, hizo la presentación del Nuevo Modelo y la Propuesta Curricular para la Educación Obligatoria.

El Maestro Nuño explicó que el modelo se sustenta en tres diversos documentos para alcanzar el modelo educativo del siglo XXI: los fines de la educación, el modelo educativo (articulado a su vez, en cinco diversos ejes: escuelas, contenidos educativos, maestros, inclusión y equidad, gobernanza del sistema educativo) y la propuesta curricular para la educación obligatoria.

Surge como un punto de suyo trascendente, el quinto de los cinco ejes, la gobernanza educativa. Este término, gobernanza, ha de entenderse por una de sus más elementales definiciones como aquél proceso en donde los actores de la sociedad deciden cuáles han de ser sus métodos y objetivos más efectivos de convivencia.

En éste tenor la gobernanza educativa se entiende y define al menos por cinco elementos: descentralización del sistema educativo; su forma de financiamiento; la llamada transparencia en la rendición de cuentas, actores visibles que intervienen en las definiciones políticas y sus intereses e incentivos; en México está siendo marcada por al menos tres actores sociales elementales, el gobierno, la sociedad civil y sus diversas organizaciones y el sector magisterial.

En este sentido el primero de ellos es el autor de la reforma educativa y que ha estado proponiendo las diversas estrategias para implementar el mejor y más adecuado programa educativo que tienda a entregar la más óptima preparación de los educandos; el segundo actor, claro está, es la sociedad que demanda que la educación sea de calidad, eficiente y eficaz en sus propósitos y objetivos primordiales, que los programas educativos se cumplan y que sus factores se encuentren perfectamente articulados para que el alumnado nacional los aproveche cabalmente. Inclusive la intervención puede ser multívoca, es decir, participan al mismo tiempo tanto la autoridad (escolar), el alumnado, los padres de familia y los propios docentes; y el sector magisterial, el cual se encuentra dividido en dos grandes y visibles bandos: los que aceptan sin reticencia alguna la reforma educativa y sus estrategias colaterales y se adecuan a sus principios rectores, y los que se oponen a ésta por meros intereses políticos y sindicales o por no sentirse seguros para someterse a las evaluaciones y procesos que está prevé. Sin embargo, éstos últimos están omitiendo reconocer que uno de los atributos de estas políticas públicas lo constituyen, como ha quedado apuntado, los incentivos, económicos o bien académicos derivados de las evaluaciones por ingreso, permanencia o promoción en el servicio profesional docente.

Ahora bien, dentro del proceso de gobernanza que expone Nuño Mayer reconoce que deben existir una pluralidad de actores –no estrictamente los tres señalados- y entre ellos, en nuestra actualidad nacional no debemos soslayar a la opinión pública. Opinión publica que hoy más que polarizada a alguno de los extremos, pro-gobierno o pro-magisterio, se encuentra preocupada y francamente alarmada porque se han rebasado límites de permisión a la lesión de derechos de terceros y las manifestaciones de violencia e intransigencia de las que todos estamos sabedores.

Es por ello que el tema de la gobernanza educativa –amalgamada con gobernabilidad-, en su sentido amplio, debe definirse y no mantener la ambigüedad de su sentido, es decir, el Estado Mexicano actuando con su imperio ha de lograr el cumplimiento de lo mandatado en los artículos 3° y 73 Constitucionales, así como en lo que resultó reformada la Ley General de Educación, la Ley del Servicio Profesional Docente y la armonización legislativa que cada entidad federativa debió cumplir en tiempo y forma en reconocimiento y atención al federalismo.

La interpretación sobre el tema de la punición educativa pertenece a cada uno, es decir, si se reconoce tácitamente el imperio del Estado, entonces en conciencia, también se reconoce que hay una parte actora que se está exponiendo en la misma forma a las sanciones previamente establecidas a las acciones u omisiones que la reforma educativa desde su génesis legislativa estableció.

SIMÓN IVÁN VILLAR MARTÍNEZ A CONAFE. Este lunes 25 de julio el exsecretario de Educación del Estado de México, ingeniero Simón Iván Villar Martínez asumió la Dirección General del Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE). Este Consejo tiene por objeto entre otros, investigar, desarrollar, implantar, operar y evaluar modelos educativos que expandan y mejoren la educación y el nivel cultural de la nación fomentando la corresponsabilidad y solidaridad social para la atención y resolución de los problemas que enfrenta la educación y la cultura y la promoción de la participación social en estas áreas. Villar Martínez demostró experiencia y tacto político así como finura en su desempeño personal e institucional y templanza en los momentos que le tocaron vivir durante su responsabilidad en el Edomex derivados de los procesos de la evaluación magisterial. Aurelio Nuño aquilató apropiadamente a este activo mexiquense por adopción. 

Sígueme en Twitter: @sgvarelamaya.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: